TRATAMIENTO

CONOCE EL
 

¿TIENES DUDAS?

ELIMINACIÓN COMPLETA Y DEFINITIVA
¡Sin marcas ni cicatrices!

 Nuestro láser Q-Switch Nd-Yag emite un pulso de energía que sólo es captado por el pigmento de tinta. Ésto permite que no se dañe la piel cercana ni se produzcan cicatrices. Una vez terminado el tratamiento, habrás eliminado por completo tu tatuaje, sin necesidad de realizar ningún mantenimiento.

Los motivos por los que deseamos eliminar un tatuaje de nuestra piel son diversos, podemos necesitar una eliminación completa por motivos laborales o profesionales o porque simplemente queremos ver nuestra piel limpia de nuevo. También podemos desear tapar un tatuaje antiguo con un diseño más actual, en este caso, no será necesaria una eliminación completa del tatuaje anterior. Romper con errores del pasado o simplemente modernizar los diseños que llevas tatuados en tu piel, ahora es posible. 

SOBRE EL LÁSER Q-SWITCHED NEODIMIO-YAG (ND-YAG)

 

Desde los años 60, el láser de Neodimio-Yag (Nd-Yag) ha sido utilizado en algunas especialidades médicas como gastroenterología, oftalmología o neumología. Pero fue a partir de los años 80, cuando se extendió su utilidad a la dermatología. Se mejoraron sus efectos difusos iniciales duplicando la frecuencia del láser (Q-Switch) y consiguiendo un amplio desarrollo orientado a la eliminación de patologías vasculares dermatológicas, pigmentaciones anormales y depilación. En la actualidad, es el método más fiable, eficaz y permanente para la eliminacion de tatuajes y micropigmentación. Gracias a los excelentes resultados que ofrece, es la técnica que empleamos en nuestro centro. Diferenciándonos de otras técnicas ya obsoletas como la dermoabrasión.

SOBRE LA TÉCNICA EMPLEADA

 

La máquina empleada en nuestro centro durante el tratamiento utiliza la tecnología láser de Nd:YAG de doble frecuencia de 1.064 y 532 nm de longitud de onda y con el sistema Q-switched, con unos pulsos de alta energía que se emiten en breves espacios de tiempo de nanosegundos. Esta técnica permite eliminar la gran mayoría de pigmentos, es muy versátil y produce resultados excelentes en el tratamiento de tatuajes. Las complicaciones son mínimas.

“Los tratamientos que se realizan en nuestro centro con el láser Q-Switch Nd-Yag, utilizan la última tecnología en láser para eliminar tatuajes, maquillaje permanente y manchas cutáneas”. 

 

El láser provoca una lesión histológica selectiva con láseres pulsados, proceso denominado Fototermólisis selectiva. Esto significa que el haz de luz del láser actúa exclusivamente sobre las partículas de tinta, sin afectar a la piel cercana. Estos pigmentos de tinta absorben la luz del láser y estallan sin dañar los tejidos colindantes. Por tanto, las partículas de pigmento se fragmentan en otras de tamaño mucho más pequeño permitiendo que nuestro organismo las reabsorba fácilmente y las elimine posteriormente a través del drenaje linfático y por vía transdérmica.

 

Este tipo de láser emite una gran intensidad de energía en un intervalo de tiempo muy pequeño (nanosegundos) por lo que se pueden realizar tratamientos rápidos, seguros y poco molestos. Se trata de un procedimiento eficaz y seguro para la piel.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
EFECTOS DE LA SESIÓN EN LA PIEL Y CUIDADOS

 

El láser Q-Switch Nd-Yag emite energía muy rápidamente que es absorbida por los pigmentos del tatuaje y las manchas cutáneas destruyendo nada más los pigmentos, sin afectar a la piel cercana ni producir cicatrices.

 

El efecto de esta radiación de alta energía se traduce en un efecto acústico, parecido a un chasquido, y observándose una coloración blanco ceniza que desaparecerá a las pocas horas. Esta técnica es prácticamente indolora, pero si se prefiere, se puede aplicar una pomada anestésica antes de comenzar. 

Una vez finalizada la sesión, que suele ser rápida, se aplica pomada antibiótica y se cubre la zona tratada . Se recomienda mantener la zona tapada durante 2-3 días y el uso de una pomada regeneradora. 

 

Inmediatamente después del tratamiento se producirá enrojecimiento e hinchazón de la zona tratada. Puede tener una sensación de escozor o quemadura después del tratamiento, generalmente esta sensación cede unas horas después del tratamiento.

Para reducir las molestias y disminuir la hinchazón y el enrojecimiento, puede aplicar frío seco localizado.

 

Después de cada sesión es muy importante proteger la piel de las radiaciones solares. Debe evitar frotar o rascar la zona que ha sido tratada. Así como evitar  duchas muy calientes, baños, saunas y ambientes calurosos durante los primeros días posteriores al tratamiento.

 

En las 4-6 semanas posteriores a la sesión, nuestro metabolismo irá eliminando las micropartículas de pigmento. Desde el primer tratamiento ya se puede observar la mejoría. Hay que tener en cuenta que son necesarias varias sesiones para ver los resultados definitivos, sobre todo en el caso de tatuajes. La piel recupera su coloración normal, aspecto natural y tono uniforme unas tres semanas después del tratamiento. No deben pasar más de 8 semanas entre sesión y sesión para evitar ralentizar los efectos del tratamiento.

 

INFÓRMATE SIN COMPROMISO

¡PRUEBA EL TRATAMIENTO GRATIS!

¿Necesitas información o quieres pedir presupuesto sin compromiso? Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¿Qué centro Senza Tattoo prefieres?

¿Quieres concertar ahora tu visita gratuita?

¡CONTÁCTANOS!

 

info@senzatattoo.com

 

664 51 98 72

¿DÓNDE ESTAMOS?

 

C/ Enric Prat de la Riba, 302

08901 - L'Hospitalet de Llobregat 

BARCELONA

Av/ de la Concòrdia, 5

08206 - Sabadell 

BARCELONA

¡Síguenos en redes sociales!
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
whastapp senzatattoo
Telegram de Senza Tattoo ¡Síguenos!